Información General
Icono papiro
Papiro
¿Qué son los coloides?


El término coloides (del griego kolla, que significa pegamento) fue acuñado por Thomas Graham (1805–1869) en 1862 para describir las primeras suspensiones de que se tenga conocimiento en el mundo científico: las nanopartículas de cloruro de plata, elaboradas por Francesco Fermi (1817–1881) en 1845, a partir de la coprecipitación de cloruro de sodio en presencia de nitrato de plata.

Para finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, nuevos sistemas coloidales surgieron, entre ellos las emulsiones para fotografía (1874), los geles (1877), los aerosoles (1899) y los surfactantes sintéticos (1916). Igualmente en éste lapso de tiempo, los coloides capturaron la atención de numerosos científicos por sus inusuales características. Es así como John Tyndall (1820–1893) demostró la polarización de la luz al interactuar con partículas coloidales; Albert Einstein (1879–1955) propuso las ecuaciones para describir el Movimiento Browniano de las partículas coloidales; Louis Gouy en 1910 y David Chapman en 1913 elaboraron la teoría de repulsión de cargas en superficies, complementada posteriormente por Stern en 1926;  H.C. Hamaker en 1937 propuso una teoría de fuerzas de van der Waals para la interacción entre superficies.

En  1941,   Boris  Derjaguin  y Lev Landau plantearon la teoría de estabilidad coloidal para sistemas estabilizados electrostáticamente, teoría que fue mejorada en 1948 por Evert Verwey y Theo Overveek y conocida actualmente como teoría DLVO en reconocimiento a sus cuatro gestores.

Sistemas como las emulsiones, las suspensiones, los geles y los aresoles son sistemas coloidales. Por lo tanto, deben existir unas características fisicoquímicas comunes entre ellos que permitan su clasificación como coloides. Si se considera que un coloide es un sistema heterogéneo (formado por al menos dos sustancias inmiscibles), donde una sustancia se dispersa en la otra en forma de entidades  con tamaños en el rango de 1 nm (1 X 10 -9 m) a 1 µm (1 X 10 -6 m), es posible explicar la clasificación de las emulsiones, las suspensiones, los geles y los aerosoles como sistemas coloidales. En el caso de las emulsiones, se tienen gotas de aceite dispersas en una fase acuosa; las suspensiones son partículas sólidas dispersas en una fase líquida; los geles son macromoléculas interconectadas formando una red tridimensional solvatada por otra fase continua; finalmente, los aerosoles son partículas sólidas o líquidas dispersas en una fase gaseosa.

Otros tipos de coloides son las micelas generadas a partir de la agregación de moléculas de surfactantes, y la espuma donde se incorporan burbujas de un gas en una fase líquida o sólida.

Los sistemas coloidales son la base de un número importante de procesos o productos fabricados por el hombre o de origen natural. Entre ellos se destacan suspensiones como las pinturas, los adhesivos, las tintas, los polímeros pigmentados, las cremas de manos, el chocolate y la sangre; emulsiones como las cremas de licor, la leche, la margarina, las salsas, los aderezos y los insecticidas; geles como la gelatina, el queso y el yogur.

Es importante resaltar que en el desarrollo de nanocompuestos y nanotecnología, los sistemas coloidales y la estabilidad coloidal son la base para su elaboración, manipulación y uso eficiente.

Universidad de Antioquia Universidad de Antioquia
Facultad de Ciencias Exactas y Naturales Facultad de Ciencias Exactas y Naturales
Instituto de Química Instituto de Química

|| Mapa del Sitio || Contáctenos || Diseñado por: Splashma  || 2008